SIMULACIÓN FRENTE A TRASTORNO FACTICIO.

SIMULACIÓN FRENTE A TRASTORNO FACTICIO.
La simulación es un trastorno caracterizado por la producción intencional y/o exagerada de síntomas físicos y/o psicológicos, motivada por un incentivo de ganancia externa, tal como evitar obligaciones militares o legales u obtener una compensación financiera. En la simulación, los incentivos son externos y el sujeto es consciente de la falsedad de sus síntomas.
En un trastorno facticio el sujeto aparenta los síntomas y adopta el rol de enfermo por una necesidad psicológica interna y en ausencia de un incentivo externo (American Psychiatric Association, 1994).
Cuanto más  busca el sujeto engañar a otros sobre su estado de salud, y más consciente y voluntaria es la producción o la exageración de síntomas, más probable es que se trate de una simulación.
Ahora bien, debe recordarse que la producción de rendimiento más patológicos o deficientes de lo que se podría esperar según el nivel de funcionamiento de la persona evaluada, puede producirse no solo por simulación, sino por fatiga, desinterés, ansiedad o cuadros depresivos. Es el fenómeno llamado sesgo de respuesta negativa (Franzen, M. e Iverson, G., 1998).

Referencias bibliográficas
American Psychiatric Association, Diagnostic and statistical manual of mental disorders, 4º ed., Washington, DC, 1994.
Franzen, M. e Iverson, G., <Detecting negative response bias and diagnosting malingering. The simulation exam>, en SNYDER, P.; NUSSBAUM, P. y cols., Clinical Neuropsychology. A pocket handbook for assessment, Washington, D.C., Aamerican Psychological Association, 1998.

Nota: Texto extraído integramente de “Manual de Neuropsicología Forense. De la clínica a los tribunales”. Adolfo Jarne y Álvaro Aliaga. Ed. Herder. 2010.

Ignacio González Sarrió.
"Psicolegalyforense".

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.