EL CONFLICTO DE LEALTADES EN HIJOS DE PADRES SEPARADOS EN CONFLICTO.

La separación siempre es dolorosa y supone un claro riesgo de pérdidas afectivas. Los niños lo saben y, en ocasiones, reaccionan con un natural sentimiento de abandono respecto al progenitor que se se va, aunque no puedan entender del todo sus motivos, y con un intenso apego emotivo hacia el progenitor que se queda, al que protegen y piden protección.

Conseguir el apoyo incondicional de los hijos puede convertirse en el objeto del conflicto y en el referente implícito de la pugna por el poder que mantiene la pareja. Los niños reciben presiones, habitualmente encubiertas, para acercarse a una y otra posición y, si no toman partido, se sienten aislados y desleales hacia ambos progenitores; pero si lo hacen para buscar más protección, sentirán que traicionan a uno de los dos. Bolaños (2002).


El conflicto de lealtades fue descrito inicialmente por Borszomengy-Navy (1973) como una dinámica familiar en la que la lealtad hacia uno de los padres implica deslealtad hacia el otro. El resultado puede ser una lealtad escindida en la que el hijo tiene que asumir incondicionalmente su lealtad hacia uno de los progenitores en detrimento de la del otro.


Fuente: Iñaki Bolaños 2002. “El Síndrome de Alienación Parental. Descripción y Abordajes Psico-Legales”. Psicopatía Clínica, Legal y Forense, Vol. 2, nº 3, 2002, pp. 25-45.

Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. Psicoterapeuta y Perito Judicial.
Cv06179.
Valencia.
grupopsico@cop.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA

PRUEBAS DE PERSONALIDAD.