PRINCIPIOS BÁSICOS DE PSICOLOGÍA JURÍDICA.

a) Daño personal; aquel que atenta contra la integridad física y/o psíquica de una persona.
b) Daños materiales; son todos aquellos que pueden ser valorados económicamente, entre los que se encuentran el daño emergente o el perjuicio en el patrimonio de una persona, el lucro cesante o pérdida de un beneficio que dejará de percibir el afectado.
c) Daños morales; son los causados de modo directo o indirecto como consecuencia de alguno de los dos tipos de daño anteriormente expuestos.
d) Lesión; cualquier alteración somática o psíquica que, de una forma u otra, perturbe, amenace, inquiete la salud de quien la sufre o, simplemente, menoscabe la integridad personal del afectado en lo orgánico o en lo funcional.
e) Concausa; es el conjunto de factores que actúan modificando la evolución de una lesión: cuando una vez ha sido producida la lesión, y en la dinámica de la configuración del daño definitivo, pueden influir otros factores en el efecto del agente lesivo, de manera que se agrave el resultado de un estado anormal preexistente, simultáneo o sobrevenido (Rodríguez, 1991).
f) Hecho dañoso; es todo hecho que es causa del daño sufrido.
g) Consolidación; tiempo a partir del cual se considera que las lesiones ya no admiten en su evolución cambios, modificaciones ni mejoras. A partir de este momento las lesiones pasan a recibir el nombre de secuelas.
h) Secuela; estado último que logra alcanzar una lesión en su evolución.

Refencias bibliográficas:
- Rodríguez, M., Manual del perito médico: fundamentos técnicos y jurídicos, Barcelona, Díaz de Santos, 1991.
Texto extraído de:
"Manual de neuropsicología forense: De la clínica a los tribunales". Jarne, A., Aliaga, A. Herder, 2010.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA