"Criterios para la asignación o no de la Custodia Compartida"

En el caso de la custodia compartida, los criterios considerados más importantes y que la harían recomendable son:
1.       La necesidad y conveniencia de un alto nivel de comunicación interparental y ausencia de conflicto significativo así como que ambos progenitores constituyan “padres psicológicos” para el menor.
2.       Padres comprometidos en conseguir que la custodia conjunta funcione, debido a su amor por sus hijos y su deseo de estar implicados en sus vidas.
3.       También se considera importante para la valoración de viabilidad, la posibilidad de adicción a sustancias en, los progenitores.
4.       Las preferencias del menor adolescente.
5.       El ejercicio de ambos progenitores como cuidadores primarios.
6.       La estabilidad emocional de los padres.
7.       Padres que tienen buena comprensión de su papel en un plan de custodia conjunta y están dispuestos a negociar cuando tienen diferencias.
8.       Padres que son capaces de dar prioridad a las necesidades de sus hijos y a organizar su estilo de vida de forma que se adecue a las necesidades de sus hijos.
9.       Padres que son capaces de separar sus roles marido mujer de los de padres.
10.   Padres que tienen la flexibilidad potencial de introducir cambios en el acuerdo de custodia conjunta, conforme cambian las necesidades educativas de los hijos.
Criterios que la harían no recomendable:
1.       Antecedentes de adicción en uno de los padres.
2.       Violencia familiar, sospechas o evidencias de malos tratos.
3.       Abandono de los hijos.
4.       Patología mental.
5.       Antecedentes familiares que pongan en evidencia una ineptitud de los padres para ponerse de acuerdo sobre la educación de los hijos.
6.       Padres incapaces de distinguir entre sus necesidades y las de sus hijos.
7.       Niños con inclinación a no responder bien a los planes de custodia conjunta. Familias en que ambos padres están tajantemente opuestos a la custodia conjunta.
Proceder y modus operandi de los psicólogos forenses en materia de custodias:
En cuanto a la práctica de las evaluaciones de custodia realizadas por los psicólogos españoles expertos en la materia, encontramos que las técnicas utilizadas incluyen: la revisión documental, la entrevista tanto con los progenitores como con, los menores, la aplicación de pruebas psicológicas a los niños, la observación de la interacción parento-filial y la coordinación con otros profesionales.
Entre los instrumentos utilizados en la evaluación de los niños destacan las técnicas proyectivas y el uso significativo del cuestionario TAMAI. En el caso de los adultos destacan los cuestionarios 16 PF-5, MMPI-2, MCMI-II. El uso de co-evaluador en la realización de la evaluación no es frecuente.

Ignacio González Sarrió.
Coordinador General Grupos de trabajo en "Psicología Jurídica".

Valencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA

LOS HIJOS COMO PROPIEDAD.