ALGUNOS RASGOS PSICOLÓGICOS DE LOS MALTRATADORES



1º. Incapaces de aceptar la pérdida real o imaginada de sus parejas.

2º. Padecen inseguridad crónica. Una inseguridad emocional general que les hace culpar a la mujer de sus defectos o carencias.

3º. Han sido maltratados en su infancia. La humillación resultante al maltrato infantil les genera inseguridad en la vida adulta que tratan de compensar adhiriéndose miméticamente a los valores machistas.

4º. Conciben a la mujer como un objeto de su posesión, casi una prolongación de ellos mismos, nunca como un sujeto independiente con necesidades e intereses propios. Por ello no son conscientes de su actitud discrimatoria. Cuando la mujer busca la independencia siente cuestionada su masculinidad y su identidad propiamente dicha al ponerse en crisis su precario equilibrio emocional. 

5º. Sufren de miedo intenso al abandono y la separación, por ello ejercen un control férreo sobre sus parejas. Ese equilibrio precario desaparece surgiendo la sensación de pérdida de control que desemboca en agresión cuando la mujer toma cualquier decisión sobre su propia vida.

6º. La conducta agresiva siempre va a más. El maltrato es un continuum. Suele empezar con conductas de control, un maltrato emocional menos severo, no dirigir la palabra, despreciarla. Suele cesar si logran el objetivo de mantener bajo control a sus víctimas y se reactiva en cuanto sienten pérdida de control en ese momento actúan incrementando el maltrato en intensidad y finalmente terminan con la agresión física.

En general se trata de una patología basada en procesos equivocados de aprendizaje social centrados en el machismo y la sociedad patriarcal.


Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. Perito Judicial y forense (COP-CV)
Psicólogo General Sanitario (GV)
Máster en Psicología Clínica y SAlud (UV)
Máster en Psicología Organizacional (COP-CV)
Suficiencia Investigadora-DEA (UV)
Tesis Doctoral en Psicología Jurídica (UV)
Experto Docente-CAP (UV)
grupopsico@cop.es
696102043
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.