EFECTO DIFERENCIAL DE LAS SEPARACIONES EN LOS HIJOS SEGÚN EL SEXO.

Las reacciones al divorcio y separación de los padres, entendidas como la presencia de alteraciones más o menos significativas en los hijos y en su adaptación psicológica a la situación, va a depender en gran medida del propio sexo de los menores, así Hetherington, (1989) describe que los efectos de la separación en los hijos varones aparecen de forma más inmediata y dramática, dando lugar a conductas más agresivas y disruptivas. Por el contrario, las niñas tienden a manifestar los efectos llegada la adolescencia (Ellis, 2000). Es como si el conflicto emocional permaneciese latente o en hibernación, llegándose a conocer como “efecto dormido” (Allison y Fustemberg, 1989; Hetherington, 1991). 

 Algunos investigadores se han centrado en el papel moderador del sexo del niño, desde las perspectivas de la teoría de la vulnerabilidad del varón (los niños son más susceptibles a los conflictos y desavenencias sobre la crianza) y la reactividad diferencial (distinta forma de reaccionar en función del sexo de los menores expuestos).

Los resultados indican que los niños y niñas generalmente responden de forma distinta, tanto en el tipo como en la intensidad de las respuestas (Rhoades, 2008). En el varón son más frecuentes los problemas externalizantes, como la hostilidad y la agresión, mientras que el riesgo de problemas internalizantes (depresión y trastornos psicosomáticos) es mayor en las niñas. En cuanto a la intensidad, algunas evidencias indican que es mayor en los varones.


fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. Perito Judicial.
grupopsico@cop.es
Valencia.
696102043.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA

PRUEBAS DE PERSONALIDAD.