PRINCIPIOS RECTORES DE LAS PERICIALES PSICOLÓGICAS EN DERECHO DE FAMILIA.

En derecho de familia, como en cualquier otro orden jurisdiccional, la pericial psicológica deberá enfocarse en relación al objeto pericial. En cualquier caso, debemos partir de que el principio rector de la intervención pericial es "el mejor interés del menor", que en términos psicolegales se traduce en determinar que contexto parental puede contribuir a una mejor adaptación del hijo a la situación de separación familiar (ajuste post-divorcio) y por ende, a un normoadaptado proceso de desarrollo psicoevolutivo de éste.

Las áreas que deben de ser evaluadas para alcanzar dicho objetivo son las que siguen:

1º. Presencia de Psicopatología de incidencia en el ejercicio de la función parental. Desajustes reactivos a la conflictividad familiar. Vulnerabilidad previa que dificulte la adaptación al proceso de ruptura conyugal.

2º. Estructura psicosocial y apoyos (auxiliares de custodia).

3º. Habilidades, actitudes y estilo educativo parental: a) Hábitos referentes al cumplimiento de las necesidades básicas; b) facilitar el desarrollo emocional del niño; c) potenciar el desarrollo intelectual del menor; d) recursos educativos.

4º. Continuidad y adaptación del menor (preservación de las características del contexto socializador del hijo pre-ruptura).

5º. Actitud referente al contacto del hijo con el otro progenitor (Interferencias parentales).

6º. Preferencias motivadas de visitas y de custodia expresadas por los menores.


Fuente bibliográfica:  Muñoz, V. 2010. "El Síndorme de Alienación Parental (SAP) en Psicología Forense". Anuario de psicología jurídica, Vol. 20, 2010; págs. 5-14.


Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. perito Judical y forense.
grupopsico@cop.es
Colegiado en Valencia.
696102043.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.