DISTORSIONES COGNITIVAS.

DISTORSIONES COGNITIVAS
Las distorsiones cognitivas son pensamientos distorsionados sobre la realidad.

Filtraje o Abstracción selectiva: Selección en forma de visión de túnel, de un solo aspecto de una situación. Ejemplo: "soy un desastre, he perdido el paraguas".
Descalificación de lo positivo: Desvalorizar aquellos aspectos positivos propios o de los demás. Ejemplo: "Me ha salido bien la cena, pero fue de chiripa".
Pensamiento polarizado (blanco o negro): Valoración de los acontecimientos en forma extrema sin tener en cuenta aspectos intermedios. Ejemplo: "o saco un sobresaliente en el examen o seré un fracasado".
Comparación: Tendencia a compararse con los demás de forma negativa. Ejemplo: "Aunque me esfuerzo, no consigo ser tan eficiente como mi compañero".

Sobregeneralización: Sacar de un hecho general una conclusión particular sin base suficiente. Si ocurre algo malo en una ocasión, se esperará que ocurra una y otra vez. Ejemplo: "Me ha salido mal la comida, nunca seré capaz de hacer nada bien",

Valía personal en base a opiniones externas:  Construir el autoconcepto en función de las opiniones externas respecto a nosotros mismos y nuestras acciones. Ejemplo: Mi novia me dice que soy un desastre, seguro que tiene razón".

Interpretación/lectura del pensamiento: Se refiere a la tendencia a interpretar sin base alguna los sentimientos e intenciones de los demás. Ejemplo: "se que mi padre, en el fondo, piensa que soy un inútil".
Perfeccionismo: solo conformarse con la excelencia de lo contrario carece de valor lo que se hace. Ejemplo: "Las cosas o se hacen perfectas o mejor no hacerlas".
Visión catastrófica: Adelantar acontecimientos de modo catastrófico para los intereses personales. Ejemplo: "Mejor no intentarlo, porque seguro que me sale mal, fracasaré y haré el ridículo".

Personalización: Hábito de relacionar los hechos del entorno con uno mismo, sin base suficiente. Ejemplo: "María y Juan se están riendo, seguro que es de mi".

Falacia de control: Las personas con esta distorsión suelen creerse responsables de todo lo que ocurre a su alrededor, o bien en el otro extremo se ven impotente y sin que tengan ningún control sobre los acontecimientos de su vida. 

Falacia de justicia: Costumbre de valorar como injusto todo aquello que no coincide con nuestros deseos y necesidades. 

Falacia de cambio: Tendencia a considerar que son los otros quienes han de cambiar primero su conducta. 

Razonamiento emocional: Tendencia a creer que lo que la persona siente emocionalmente es cierto necesariamente. Ejemplo: "Siento terror de subir al avión, es muy peligroso volar"

Etiquetas globales: Consiste en generalizar una o dos cualidades de un juicio negativo global. Ejemplo: "Soy un fracasado", "no valgo para nada", "nadie me valora".

Culpabilidad: Atribuir la responsabilidad de los acontecimientos a sí mismo o a los demás, sin base suficiente y sin tener en cuenta otros factores que contribuyen al desarrollo de los acontecimientos. 

Deberías: Hábito de mantener reglas rígidas y exigentes sobre como tienen que suceder las cosas. Cualquier desviación de esas reglas o normas se considera insoportable y conlleva a una alteración emocional extrema. Ejemplo: "Debería haberse dado cuenta de que yo lo estaba pasando mal y no seguir preguntándome".

Tener razón: Tendencia a probar de manera frecuente, ante un desacuerdo con otra persona, que el punto de vista de uno es el correcto. 
Minimización: restar importancia a hechos, características, actitudes propias o de los demás. Ejemplo: "Me han llamado 5 veces mis amigos, pero podrían haberlo hecho más".
Magnificación: Llevar las cosas al extremo. Ejemplo: "Me ha salido el examen fatal, es horrible, no lo puedo soportar".
Falacia de recompensa divina: Tendencia a no buscar solución a problemas y dificultades actuales suponiendo que la situación mejorará mágicamente en el futuro.
Inferencia arbitraria: Saltar a las conclusiones. Ejemplo: "No encuentro trabajo, soy un desastre".
Adivinación: adelantar acontecimientos negativos antes de que estos sucedan sin base racional. Ejemplo. "Estoy seguro que aunque salga con mis amigos me sentiré mal".
Sesgo confirmatorio: Se perciben y se recuerdan las cosas sesgadamente para que “encajen” con las ideas preconcebidas. Así si pienso que alguien es torpe tenderé a acordarme de aquellos hechos que me confirman ese juicio.


Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. Psicoterapeuta y Perito forense.
grupopsico@cop.es
696102043.
Consulta en Valencia capital.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA