CLAVES PARA EL CAMBIO. Artículo de Opinión.

CLAVES PARA EL CAMBIO.

Si sientes o sabes que sería conveniente o beneficioso para ti mismo/a cambiar algún comportamiento, conducta, tipo de respuesta, actitud o reacción anímica que tiende a repetirse en determinados contextos o situaciones o ante determinadas personas, tal vez haya llegado la hora de iniciar un cambio, puedes seguir los siguientes pasos:
1º. TOMA de CONCIENCIA  de la necesidad del cambio según criterios de funcionalidad (evitación de perjuicios propios y/o ajenos y obtención de beneficios propios y/o ajenos), adaptabilidad y/o rendimiento.
2º. IDENTIFICACIÓN DEL CONTEXTO. Implica lugar donde se produce la respuesta a extinguir (eliminar) y antecedentes y consecuentes de la respuesta (qué pasa antes, durante y después, -con este punto tratamos de identificar posibles reforzadores y/o mantenedores de la conducta problema- por ejemplo que en el pasado dicha conducta haya servido al sujeto, es decir le haya sido útil y funcional hace que se perpetúe) y personas con las que se produce la respuesta (con el objeto de comprobar si se trata de una respuesta asociada o condicionada a la interacción con personas determinadas, aquí es importante examinar el modo de relación de la persona en el pasado con estas figuras significativas. En especial el tipo de VÍNCULO establecido con sus figuras de APEGO.
3º. EXÁMEN DE LA RESPUESTA A ELIMINAR. Conlleva el examen (evaluación, estudio, análisis) de la respuesta en sus tres niveles o modos de expresión: COGNITIVO, EMOCIONAL-FISIOLÓGICO Y CONDUCTUAL, desde tres perspectivas distintas:
-          LA PERSPECTIVA DE UNO MISMO, es decir la evaluación de la forma en cómo actuamos, respondemos, por tanto es el examen de nuestra propia conducta desde la perspectiva del que actúa, del que la emite o sea del YO, de nosotros mismos, tratando de aislar los demás elementos que intervienen, personas, situaciones y contextos. Solo interesa el emisor y más concretamente su respuesta.

-          LA PERSPECTIVA DEL OTRO, es decir la forma en cómo se comporta, actúa y responde el otro.

-          LA INTERACCIÓN ENTRE NOSOTROS Y LOS DEMÁS, o entre YO y el OTRO/S. Aquí interesa conocer la forma en que discurre la relación conflictiva, su naturaleza, forma de expresión, manera en que discurre, modo y grado de afectación sobre el estado emocional, anímico, comportamental y cognitivo.

4º. EJEMPLO DE CADA UNO DE LOS NIVELES EN CADA UNA DE LOS AGENTES INTERVINIENTES (Perspectivas).
4.1. LA PERSPECTIVA DE UNO MISMO.

- ANÁLISIS DE LO COGNITIVO DE LA RESPUESTA:
Valoramos (detectamos y analizamos) cual es el componente cognitivo de la respuesta, es decir la forma en la que nuestros propios pensamientos y razonamientos influyen en la elicitación (provocación y mantenimiento) de la respuesta. Es necesario pues, comprobar frente a la situación (contexto y personas que intervienen) cuál es nuestra interpretación de la misma, en este sentido trataremos de identificar:
- Creencias, pensamientos, ideas e interpretaciones que hacemos respecto a la situación problema, de manera que llegamos a identificar la intencionalidad atribuida por parte del sujeto emisor (nosotros) al comportamiento de los demás. La intencionalidad atribuida es clave, es la explicación del porque se produce la reacción, la conducta problema, se trata de identificar la finalidad de la misma (puede ser reactivo-defensiva, agresiva, inhibitoria…etc). En este apartado intervienen de manera significativa todas aquellas experiencias vividas con anterioridad en el mismo contexto y con las mismas personas, esa experiencias tienden a generalizarse provocando un efecto distorsionador sobre la interpretación de la intencionalidad de los otros.
Ejemplo:

“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Respuesta 1: Interpretación negativa.
-          Cognitiva: Eso es falso, luego está mintiendo y si miente lo hace con una intención, la de provocarme”. Esta interpretación se basa en la aplicación de la lógica racional con la intención de discernir la causa de un comentario, lo cierto que en este caso la lógica (que en otras situaciones puede sernos de gran ayuda) no resulta adaptativa pues nos arrastra a una posición de enfrentamiento y hostilidad.  “lo hace adrede para fastidiar”.
Respuesta 2: Interpretación positiva:
-          Cognitiva: como se preocupa mi suegra por nosotros…. 


-ANÁLISIS DE LO EMOCIONAL.
Valoración del aspecto emocional inherente a la respuesta.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.

Respuesta 1:
-          Cognitiva: “lo hace adrede para fastidiar”.
-          Emocional: Enfado, indignación.

Respuesta 2:
-          Cognitiva: “cómo se preocupa por nosotros”.
-          Emocional: afecto, empatía.


-ANÁLISIS DE LO CONDUCTUAL.
Se estudia y se valora lo puramente conductual, es decir, lo que se puede observaar, el comportamiento.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Respuesta 1:

-          Cognitiva: “lo hace adrede para fastidiar”.
-          Emocional: Enfado, indignación.
-          Conductual: mala cara, no contesto.

Respuesta 2:
-          Cognitiva: “cómo se preocupa por nosotros”
-          Emocional: afecto, empatía.
-          Conductual: risas, un beso y pasamos a otra cosa.

4.2. PERSPECTIVA DEL OTRO.
En este apartado interesa estudiar la forma en cómo se comporta, actúa y responde el otro.
La evaluación es en los tres niveles (cognitivo, emocional y conductual), esta interpretación la hacemos desde la observación de los indicadores de cada uno de estos niveles y desde una posición empática, mediante la cuál tratamos de entender la reacción de la otra persona.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Nivel Cognitivo:
-          Cognitivo adaptativo: puede que tenga mucha faena y esté preocupada porque la comida se enfríe si llegamos tarde…
Nivel emocional:
-          Emocional adaptativo: quiere impresionar y dar buena impresión, ha estado cocinando toda la mañana para nosotros, se siente un poco tensa y quizás le angustie la idea de que no sepamos apreciar su esfuerzo.
Nivel Conductual:
-          Su reacción es consecuencia de su estado emocional (inquietud, preocupación porque todo salga bien).

4.3. LA INTERACCIÓN ENTRE NOSOTROS Y LOS DEMÁS, o entre YO y el OTRO/S.
En este punto analizamos la interacción entre los demás y nosotros mismos. Por ejemplo, si comenzamos la interacción (en la situación del ejemplo anterior) con una interpretación (nivel cognitivo) del comentario de nuestra suegra del tipo cognitivo negativo desadaptativo ( lo hace para provocar..), nuestra respuesta emocional será la anteriormente indicada (enfado, indignación) y nuestra conducta inmediata (consecuente) será “mala cara, no contesto”. En esta posible situación, ¿cuál será la respuesta del otro (la suegra)?, lógicamente interpretará nuestra reacción (conducta) como hostil y su respuesta será consecuente y proporcional a dicha interpretación. Aquí tenemos un ejemplo de la interacción, entendida como una cadena de acciones que se retroalimentan unas a otras dando lugar al conflicto.
Este apartado abre el análisis a los aspectos dinámicos propios de los sistemas yd e las relaciones humanas.
Fdo. Ignacio González Sarrió. Psicólogo.
"Psicolegalyforense"
grupopsico@cop.es


















Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.