TRASTORNOS DE CONDUCTA EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA.

EL TRASTORNO DE CONDUCTA DISOCIAL.

Este trastorno se caracteriza principalmente por un "patrón" de comportamiento persistente y repetitivo en el que se violan los derechos básicos de los demás, así como importante normas sociales adecuadas a la edad del niño.
Estos comportamientos se dividen en cuatro grupos:
1º. Commportamiento agresivo que causa daño o amenaza con él a otras personas o animales.
2º. Comportamiento No agresivo que causa daños o pérdidas a la propiedad.
3º. Fraudes, robos.
4º. Violaciones graves de las normas.

Tres o más de estos comportamientos deben de haber aparecido en los últimos 12 meses y por lo menos uno en los últimos seis meses.

El comportamiento Disocial causa deterioro clinicamnete significativo de la actividad social, académica o laboral (para jóvenes entre los 16 y 18 años).

Este diagnóstico es aplicable a los menores de 18 años, superada esta edad deben cumplir el diagnóstico de "Trastorno Antisocial de la Personalidad".

El niño con este trastorno tiende a minimizar las repercusiones de sus acciones que pueden darse en el contexto escolar, hogar u otros contextos sociales.

Estos niños suelen desplegar un cmportamiento fanfarrón, agresivo, amenazador o intimidatorio. Iniciar peleas físiscas frecuentes, utilizar un arma (bate, ladrillo, navaja, botellas, pistolas), ser crueles con personas y/o animales, robar enfrentándose a una víctima ( ataque con violencia, arrebatar bolsos, extorsión o robo con intimidación, etc) o forzar a otro a una actividad sexual.

La violencia física puede adoptar la froma de violación, asalto o, en raros casos, homicidio.

La destrucción delibera de la propiedad de otras personas es un hecho característico de este trastorno y puede incluir el prender fuego deliberadamente con la intención de causar daños graves o destruir la propiedad de otros (vidrios y neumáticos de los coches, vandalismo en la escuela, etc).

Los fraudes y robos son frecuentes y pueden incluir el violentar el piso, casa o automóvil de otra persona; a menudo los menores mienten o rompen promesas con el fin de obtener bienes o favores, o evitar castigos u obligaciones.

Violan frecuentemente las normas, antes de los trece años permanecen fuera de casa en horas nocturnas a pesar de las prohibiciones de sus padres. Pueden existir fugas durante la noche. Las fugas a causa de abusos sexuales o físicos no se consideran como tal.

Antes de los trece años suelen iniciar novillos en la escuela.

Subtipos:
En función de la edad de inicio del trastorno se han establecido dos subtipos de trastorno disocial:
a) Tipo de inicio Infantil. (antes de os 10 años).
b) Tipo de inicio adolescente. (A partir d elos 10 años).

Ambos subtipos se pueden presentar de manera:
- Leve.
- Moderada.
- Grave.

Los subtipos difieren en cuanto a la naturaleza de los problemas de comportamiento que presentan, curso evolutivo, propn´sotico y proporción por sexos.

Fdo.
Ignacio González Sarrió.
grupopsico@cop.es
Psicólogo. Psicoterapeuta y Perito Forense.
696102043.



Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LOS HIJOS SON VISTOS COMO UNA PROPIEDAD.

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA