VARIABLES INTERVINIENTES EN LA CONDUCTA AGRESIVA. Estudio de caso único.

A continuación se presentan las variables y factores presentes en un sujeto paciente en tratamiento por agresividad. es importante destacar que todos estos elementos actuan en interacción dinámica, no obstante se pudo detectar la secuencia de acción claramente.

El sujeto paciente es un varón de 34 años, estudios de formación profesional y antecedentes en el consumo de alcohol y sustancias, en un principio de forma recreativa hasta su cronificación y posterior tratamiento previo al que ahora se presenta.

1º. VARIABLES DE PERSONALIDAD.
Estas variables y sus factores ahora detallados (presentes en el sujeto paciente), tienen la funcionalidad de actuar como factor de riesgo que predispone a la agresividad: (factor predisponente).

Factores:
1.1. Baja Tolerancia a la frustración.
1.2. Impulsividad. pobre control de los impulsos. reactividad alta.
1.3. Dificultades parra prever las consecuencias de sus acciones. 

2º. CONDUCTAS SOBRE-APRENDIDAS.
En este grupo encontramos aquellos hábitos, conductas aprendidas  y respuestas condicionadas que, en un pasado más o menos cercano, han sido contempladas como exitosas por el sujeto paciente. Factor potenciador.

2.1. Consumo de alcohol y drogas como medio de inhibición, no afrontamiento, negación y/o manejo de la ansiedad. 
2.2. uso de la agresividad como medio de consecución de objetivos y/o cambio de actitud de los demás.
2.3. observación de la conducta agresiva en modelos familiares.

3º. RELACIONES INTERPERSONALES PATOLÓGICAS Y/O SITUACIONES ALTAMENTE EMOCIONALES DE NATURALEZA NOCIVA. Factor precipitante.

3.1. Relaciones de pareja deterioradas.
3.2. Discusiones por el control de los hijos.
3.3. Cuestionamiento de los derechos del otro. 
3.4. Interpretación de los comportamientos y actitudes del otro como malintencionados o como intentos de manipulación (paranoidismo).

4º. ESTRESORES SOCIALES CRÓNICOS DE INTENSIDAD MODERADA. Situaciones presentes en el propio ambiente del sujeto paciente. Factor potenciador.

4.1. Bajos o nulos ingresos.
4.2. Pérdida del empleo.
4.3. Pérdida de la casa.
4.4. Retorno a la vivienda de los padres.
4.5. Pérdida de independencia e intimidad.
4.6. Ruptura de relación de pareja, separación y juici por la custodia de los hijos.
4.7. Pérdida de la custodia. Alteración de la relación con los hijos.

La secuencia encontrada es la siguiente:

1º. Factor precipitante: situación emocional intensa de naturaleza aversiva. Fuerte discusión con su ex-pareja.
2º. Factor potenciador: ingesta de alcohol como manejo de la ansiedad, es decir como recurso de afrontamiento. Autoengaño, negación.
3º. Entre la situación problema y la subsiguiente respuesta emocional e ingesta de alcohol, median las variables de personalidad antes descritas: Factor predisponente.
-          Baja tolerancia a la frustración.
-          Pobre control de los impulsos.
-          Dificultad de prever las consecuencias de sus acciones. Falta de pensamiento proactivo.
Entre el consumo de alcohol y la agresión, dichas variables también median, es decir, el alcohol no solo aumenta la intensidad de las emociones (rabia, etc) sino que inhabilita los controles conscientes y voluntarios sobre las mismas, potenciando aquellos rasgos naturales característicos del individuo (impulsividad, baja tolerancia a la frustración…etc).
Es decir, desde un punto de vista neuropsicológico, el alcohol permite la expresión de las respuestas del sistema límbico (respuestas agresivas primarias) e inhibe la expresión de las respuestas de la corteza frontal y pre-frontal (respuestas conscientes, no primarias y elaboradas necesarias para el autocontrol y la vida en sociedad).
En este momento, el paciente podríamos decir que se encuentra fuera de control, además es en esta situación en la que los estresores crónicos de intensidad media (Factor potenciador), que en situación de normalidad pueden ser dominados con cierta facilidad (el individuo puede tolerar la frustración que le ocasiona su situación económica, laboral, familiar, etc, sin desesperarse si no ha bebido), se retroalimentan y se convierten en motor (justificación) de una conducta autodestructiva.
 Fdo.
Ignacio González Sarrió. "Psicolegalyforense".

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEST DEL DIBUJO DE LA FAMILIA

PRUEBAS DE PERSONALIDAD.