jueves, 8 de septiembre de 2016

ALGUNOS CONCEPTOS BÁSICOS EN PSICOLOGÍA DEL COMPORTAMIENTO, SOCIAL Y COGNITIVA.

La atención selectiva es la actividad que pone en marcha y controla todos los procesos y mecanismos por los cuales el organismo procesa tan sólo una parte de toda la información, y/o da respuesta tan sólo a aquellas demandas del ambiente que son realmente útiles o importantes para el individuo. 

La conformidad social, es en términos generales la condición de aceptar o conformarse con un determinado orden social. 

El sesgo confirmatorio es la tendencia a favorecer la información que confirma las propias creencias o hipótesis. La gente muestra esta tendencia cuando reúne o recuerda información de manera selectiva, o cuando la interpreta sesgadamente. El efecto es más fuerte en publicaciones con contenido emocional y en creencias firmemente enraizadas. 

La profecía autocumplida o autorrealizada es una predicción que, una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad. 

La identidad social es un concepto teórico que sirve para comprender los fundamentos psicológicos de la discriminación entre grupos. Se compone de cuatro elementos:
  1. Categorización: los seres humanos suelen clasificarse y clasificar a los demás en categorías, que sirven para etiquetar, discriminar, diferenciar y discriminar negativamente desde el punto de vista de las nacionalidades, las culturas, las ocupaciones, las habilidades o inhabilidades de cada persona: musulmánjudíoturcomexicanafrancésinteligente, jugador de fútbol, etcétera, son algunos pocos ejemplos de formas de categorizar.
  2. Identificación: los seres humanos suelen asociarse con grupos específicos, con los que se sienten identificados y con los que reafirman su autoestima. 
  3. Comparación los seres humanos suelen comparar los grupos a los que pertenecen con los grupos a los que pertenecen otras personas, y suelen calificar su propio grupo con un sesgo que lo favorece. 
  4. Distinción psicosocial: cada persona suele desear que su propia identidad sea a la vez distinta de las de los demás y positiva, al compararla con la de otros grupos de  personas.

La toma de decisiones como “el proceso para identificar y solucionar un curso de acción para resolver un problema específico”.


Reforzamiento: procedimiento mediante el cual la aplicación de un estímulo (llamado reforzador) hace que aumente la probabilidad de que una conducta se repita en el futuro.

fdo. Ignacio González
Psicólogo.