martes, 9 de diciembre de 2014

DAÑO MORAL, HUELLA PSÍQUICA Y VIOLENCIA DE GÉNERO.

EL daño o huella psíquica se obtiene a través de la medida de los efectos de un acto delictivo en la salud mental, siendo el trastorno primario en violencia de género y en la práctica forense el Tratorno de Estrés Postraumático (TEP), y los secundarios la depresión, inadaptación social, ansiedad y disfunciones sexuales (Sarasua, Zubizarreta, Echeburúa y Corral, 2007; Kessler et al., 1995). Pero la presencia de los trastornos secundarios sin el primario (TEP) no puede considerarse una secuela del hecho traumático (O´Donnell et al., 2006).

Identificado el daño psíquico o huella psíquica de la violencia de género, el siguiente paso es su medida, pero no desde la evaluación clínica tradicional, ya que no observa la posibilidad de simulación., algo que debe de someterse a prueba en le contexto médico-legal (APA, 2000).

En suma, en la práctica de la prueba judicial no sólo hay que observar lesión psíquica o sufrimiento emocional, sino que también es imprescindible demostrarlo, controlando, al mismo tiempo, los efectos de la simulación.

Se estima que la cifra de simulación de lesiones está en torno al 50% (Miller y Cartline, 1072), siendo especialmente elevada en casos que implican procesos de separación y divorcio, como ocurre mayoritariamente en los casos de violencia de género (Mikkelsen, Guthel y Emens, 1992).


Para una correcta medición del daño psíquico consecuencia de la violencia de género, es necesario la adopción de un protocolo basado en la aproximación multimétodo, mostrándose como las más efectiva aquella que combina entrevista clinico-forense y MMPI-2.


REF. Arce, R., Fariña, F., Carballal, A., y Novo, M. (2009). Creación y validación de un protocolo de evaluación forense de las secuelas psicológicas de la violencia de género. Psicothema 21, 241-247.

jueves, 4 de diciembre de 2014

PREVENCIÓN DEL RIESGO DE VIOLENCIA contra la PAREJA: Guía SARA.

La guía "SARA" para Prevención del Riesgo de Violencia Contra la Pareja, consta de 20 ítems que se agrupan en 5 secciones.

Sección 1: HISTORIAL DELICTIVO.

En esta sección se agrupan los ítems que están relacionados con:

- Violencia previa hacia otros familiares.
- Violencia hacia desconocidos o hacia conocidos NO familiares.
- Violación de la libertad condicional o de otras medidas judiciales.

* nota. indicadores de mal pronóstico.

Sección 2. AJUSTE PSICOSOCIAL.

- Problemas recientes en las relaciones de pareja ( de 1 año a esta parte).
- Problemas recientes de empleo y/o trabajo.
- Victima y/o testigo de violencia familiar en la infancia y/o adolescencia. Este elemento es uno de los predictores más fuertes de la violencia contra la pareja. Se explica por el aprendizaje social (Widom, 1989)

* nota. violencia asociada a recientes y continuados desajustes psicosociales.

 DESAJUSTE PSICOLÓGICO.

- Consumo/abuso reciente de drogas.
- Ideas/intentos de suicidio y/o homicidio recientes.
- Síntomas psicóticos y/o maníacos recientes.
- Trastorno de la personalidad con ira, impulsividad o inestabilidad emocional.

* Nota. Relación empírica entre ciertos síntomas propios del trastorno mental y la conducta violenta. (Monahan, 1992).

Sección 3. HISTORIA DE VIOLENCIA DE PAREJA.

- Violencia física anterior. Basado en el axioma: "la conducta pasada predice la conducta futura" (Monahan, 1981).
- Violencia sexual y/o ataque de celos en el pasado.
- Uso de armas y/o amenazas de muertes creíbles en el pasado.
- Incremento reciente en la frecuencia o la gravedad de las agresiones. (trayectoria de violencia en aumento). 
- Minimización extrema o negación de la violencia anterior sobre la pareja (Rechazo de responsabilidad personal).
- Actitudes que justifican o disculpan la violencia contra la pareja. (Actitudes, creencias sobre el machismo, misoginia o el uso de la violencia y la intimidación para resolver conflictos y aumentar el control de los hombres sobre las mujeres).

Sección 4. DELITO/AGRESIÓN ACTUAL.

* Nota. la que motiva la valoración de peligrosidad/reincidencia.

- Violencia sexual grave (referido al episodio actual).
- Uso de armas y/o amenazas de muerte creíbles (ídem).
- Violación/incumplimiento de las ordenes de alejamiento (ídem).

Sección 5. OTRAS CONSIDERACIONES.

* Otros aspectos del sujeto que a juicio del evaluador están presentes y comportan un alto riesgo de violencia contra la pareja.

- Comportamientos de acoso, tortura, sadismo sexual, mutilaciones, etc..


CODIFICACIÓN DE LOS ITEMS DEL SARA.


- El evaluador decide y propone un juicio que se codifica mediante protocolo de registro y valoración.

a) Presencia de ítems individuales. 
0= ausente
1= por debajo del de corte
2= presente.

b) Presencia de ítems críticos.
* nota. ítems que por su valor circunstancial llevan al evaluador a concluir que el sujeto posee un inminente riesgo de comportarse violentamente.
0= ausente.
1= presente.

c) Resumen del Juicio de Riesgo.
Dos tipos de riesgo:
- Inminencia del riesgo de dañar o de atacar a la pareja.
- Inminencia del riesgo de dañar o de atacar a otras personas (hijos de la pareja, etc).
1=bajo
2= moderado
3= alto.

* nota. si presenta riesgo de dañar o de atacar a "otros", el evaluador debe identificar a las posibles víctimas potenciales. 


Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. Terapeuta de Familia. 
Perito Judicial y Forense.
Colegiado en Valencia.
Nº Col. CV06179.
grupopsico@cop.es
696102043.