miércoles, 20 de junio de 2012

LA PSICOPATÍA SEGÚN Cooke y Michie.

Estos dos autores proponen una conceptualización alternativa a la de Hare (2003). Proponen tres dimensiones: 

1ª. DIMENSIÓN INTERPERSONAL. 
Definida por un estilo de relación con los demás arrogante, engañoso y artificioso, con rasgos de locuacidad, encanto superficial, egocentrismo y manipulación. 


2º. DIMENSIÓN AFECTIVA.
Expresada en escaso remordimiento y culpa, crueldad, baja empatía, afectos superficiales y fracaso en aceptar la propia responsabilidad de sus acciones. 


3º. DIMENSIÓN DE LOS IMPULSOS. 
Lo impulsivo, expresado en un estilo conductual irresponsable que incluye aburrimiento, búsqueda de la estimulación, carencia de metas a largo plazo, impulsividad, ausencia de reflexión antes de actuar y un estilo de vida parasitario.


Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo.
grupopsico@cop.es
Valencia.
"Psicolegalyforense"





lunes, 18 de junio de 2012

CLAVES PARA EL CAMBIO. Artículo de Opinión.

CLAVES PARA EL CAMBIO.

Si sientes o sabes que sería conveniente o beneficioso para ti mismo/a cambiar algún comportamiento, conducta, tipo de respuesta, actitud o reacción anímica que tiende a repetirse en determinados contextos o situaciones o ante determinadas personas, tal vez haya llegado la hora de iniciar un cambio, puedes seguir los siguientes pasos:
1º. TOMA de CONCIENCIA  de la necesidad del cambio según criterios de funcionalidad (evitación de perjuicios propios y/o ajenos y obtención de beneficios propios y/o ajenos), adaptabilidad y/o rendimiento.
2º. IDENTIFICACIÓN DEL CONTEXTO. Implica lugar donde se produce la respuesta a extinguir (eliminar) y antecedentes y consecuentes de la respuesta (qué pasa antes, durante y después, -con este punto tratamos de identificar posibles reforzadores y/o mantenedores de la conducta problema- por ejemplo que en el pasado dicha conducta haya servido al sujeto, es decir le haya sido útil y funcional hace que se perpetúe) y personas con las que se produce la respuesta (con el objeto de comprobar si se trata de una respuesta asociada o condicionada a la interacción con personas determinadas, aquí es importante examinar el modo de relación de la persona en el pasado con estas figuras significativas. En especial el tipo de VÍNCULO establecido con sus figuras de APEGO.
3º. EXÁMEN DE LA RESPUESTA A ELIMINAR. Conlleva el examen (evaluación, estudio, análisis) de la respuesta en sus tres niveles o modos de expresión: COGNITIVO, EMOCIONAL-FISIOLÓGICO Y CONDUCTUAL, desde tres perspectivas distintas:
-          LA PERSPECTIVA DE UNO MISMO, es decir la evaluación de la forma en cómo actuamos, respondemos, por tanto es el examen de nuestra propia conducta desde la perspectiva del que actúa, del que la emite o sea del YO, de nosotros mismos, tratando de aislar los demás elementos que intervienen, personas, situaciones y contextos. Solo interesa el emisor y más concretamente su respuesta.

-          LA PERSPECTIVA DEL OTRO, es decir la forma en cómo se comporta, actúa y responde el otro.

-          LA INTERACCIÓN ENTRE NOSOTROS Y LOS DEMÁS, o entre YO y el OTRO/S. Aquí interesa conocer la forma en que discurre la relación conflictiva, su naturaleza, forma de expresión, manera en que discurre, modo y grado de afectación sobre el estado emocional, anímico, comportamental y cognitivo.

4º. EJEMPLO DE CADA UNO DE LOS NIVELES EN CADA UNA DE LOS AGENTES INTERVINIENTES (Perspectivas).
4.1. LA PERSPECTIVA DE UNO MISMO.

- ANÁLISIS DE LO COGNITIVO DE LA RESPUESTA:
Valoramos (detectamos y analizamos) cual es el componente cognitivo de la respuesta, es decir la forma en la que nuestros propios pensamientos y razonamientos influyen en la elicitación (provocación y mantenimiento) de la respuesta. Es necesario pues, comprobar frente a la situación (contexto y personas que intervienen) cuál es nuestra interpretación de la misma, en este sentido trataremos de identificar:
- Creencias, pensamientos, ideas e interpretaciones que hacemos respecto a la situación problema, de manera que llegamos a identificar la intencionalidad atribuida por parte del sujeto emisor (nosotros) al comportamiento de los demás. La intencionalidad atribuida es clave, es la explicación del porque se produce la reacción, la conducta problema, se trata de identificar la finalidad de la misma (puede ser reactivo-defensiva, agresiva, inhibitoria…etc). En este apartado intervienen de manera significativa todas aquellas experiencias vividas con anterioridad en el mismo contexto y con las mismas personas, esa experiencias tienden a generalizarse provocando un efecto distorsionador sobre la interpretación de la intencionalidad de los otros.
Ejemplo:

“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Respuesta 1: Interpretación negativa.
-          Cognitiva: Eso es falso, luego está mintiendo y si miente lo hace con una intención, la de provocarme”. Esta interpretación se basa en la aplicación de la lógica racional con la intención de discernir la causa de un comentario, lo cierto que en este caso la lógica (que en otras situaciones puede sernos de gran ayuda) no resulta adaptativa pues nos arrastra a una posición de enfrentamiento y hostilidad.  “lo hace adrede para fastidiar”.
Respuesta 2: Interpretación positiva:
-          Cognitiva: como se preocupa mi suegra por nosotros…. 


-ANÁLISIS DE LO EMOCIONAL.
Valoración del aspecto emocional inherente a la respuesta.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.

Respuesta 1:
-          Cognitiva: “lo hace adrede para fastidiar”.
-          Emocional: Enfado, indignación.

Respuesta 2:
-          Cognitiva: “cómo se preocupa por nosotros”.
-          Emocional: afecto, empatía.


-ANÁLISIS DE LO CONDUCTUAL.
Se estudia y se valora lo puramente conductual, es decir, lo que se puede observaar, el comportamiento.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Respuesta 1:

-          Cognitiva: “lo hace adrede para fastidiar”.
-          Emocional: Enfado, indignación.
-          Conductual: mala cara, no contesto.

Respuesta 2:
-          Cognitiva: “cómo se preocupa por nosotros”
-          Emocional: afecto, empatía.
-          Conductual: risas, un beso y pasamos a otra cosa.

4.2. PERSPECTIVA DEL OTRO.
En este apartado interesa estudiar la forma en cómo se comporta, actúa y responde el otro.
La evaluación es en los tres niveles (cognitivo, emocional y conductual), esta interpretación la hacemos desde la observación de los indicadores de cada uno de estos niveles y desde una posición empática, mediante la cuál tratamos de entender la reacción de la otra persona.
Ejemplo:
“comida familiar, llegas tú y tu pareja y tu suegra cuando os ve llegar comenta. “Ayy siempre los últimos en llegar”.
Nivel Cognitivo:
-          Cognitivo adaptativo: puede que tenga mucha faena y esté preocupada porque la comida se enfríe si llegamos tarde…
Nivel emocional:
-          Emocional adaptativo: quiere impresionar y dar buena impresión, ha estado cocinando toda la mañana para nosotros, se siente un poco tensa y quizás le angustie la idea de que no sepamos apreciar su esfuerzo.
Nivel Conductual:
-          Su reacción es consecuencia de su estado emocional (inquietud, preocupación porque todo salga bien).

4.3. LA INTERACCIÓN ENTRE NOSOTROS Y LOS DEMÁS, o entre YO y el OTRO/S.
En este punto analizamos la interacción entre los demás y nosotros mismos. Por ejemplo, si comenzamos la interacción (en la situación del ejemplo anterior) con una interpretación (nivel cognitivo) del comentario de nuestra suegra del tipo cognitivo negativo desadaptativo ( lo hace para provocar..), nuestra respuesta emocional será la anteriormente indicada (enfado, indignación) y nuestra conducta inmediata (consecuente) será “mala cara, no contesto”. En esta posible situación, ¿cuál será la respuesta del otro (la suegra)?, lógicamente interpretará nuestra reacción (conducta) como hostil y su respuesta será consecuente y proporcional a dicha interpretación. Aquí tenemos un ejemplo de la interacción, entendida como una cadena de acciones que se retroalimentan unas a otras dando lugar al conflicto.
Este apartado abre el análisis a los aspectos dinámicos propios de los sistemas yd e las relaciones humanas.
Fdo. Ignacio González Sarrió. Psicólogo.
"Psicolegalyforense"
grupopsico@cop.es


















sábado, 16 de junio de 2012

Factores de Riesgo/Protección en Violencia contra la mujer en pareja.


FACTORES DE RIESGO/PROTECCIÓN en la violencia contra la mujer en la pareja.

FACTORES DE RIESGO GENERALES

1.      Inteligencia.

2.      Carrera delictiva.

FACTORES DE RIESGO DE LA DINÁMICA RELACIONAL.

3.      Violencia cronificada con escalada en esta.

4.      Grado de severidad en la violencia:

4.1. Violencia física o amenazas (uso de armas/instrumentos, crueldad)

4.2. Violencia psíquica (grado de humillación para la víctima).

4.3. Violencia por abandono/deprivación.

5. cese de la relación o amenazas de abandono.

6. Nueva relación de pareja de la denunciante.

7. Vivencia de las consecuencias legales de la ruptura para el imputado.

8. Conductas de acecho posruptura.

9. Relación de cuidado (estrés del cuidador).

10. Incumplimiento de anteriores órdenes de alejamiento por parte del denunciado.

FACTORES DE RIESGO DEL IMPUTADO.

Factores temperamentales:

11.  Impulsividad

12. baja temeridad.

13.  Falta de empatía.

14. Hostilidad-agresividad.

Factores del proceso de socialización:

15. Socialización en cultura sexista (esteriotipos de género).

16. Relaciones de apego inseguro con sus figuras significativas.

17. Exposición a episodios de violencia paterna contra la amdre.

18. Socialización en entornos legitimadores de la violencia como forma de resolución de conflictos.

Factores del funcionamiento psicológico:

Esfera cognitiva:

     19. Sesgos cognitivos respecto a los roles de género.

20. Locus de control externo.

21. Incapacidad para establecer relación entre su comportamiento y la respuesta defensiva y de protección de la víctima.

22. Percepción hostil y amenazante de las conductas realizadas por la pareja.

23. Rumiación  del pensamiento con aumento de emocionalidad negativa (ira).

24. Distorsiones cognitivas para justificar la violencia contra la pareja (negación/minimización).

Esfera afectiva:

25. Dificultad para la expresión emocional.

26. Pobre autoconcepto.

27. Inadecuado control de la ira y baja tolerancia a la frustración.

28. Experimentación de celos exagerados e incontrolados.

Esfera interpersonal:

29. Estilo de apego ansioso en la relación de pareja.

30. Conductas de control sobre la pareja.

31. Déficit de estrategias adecuadas de resolución de conflictos.

32. Falta de asertividad.

Factores Precipitantes:

33. Consumo de alcohol/drogas.

34.  Estado de ánimo disfórico.

35. Ausencia de apoyos sociales.

36. Oportunidad delictiva (conductas de riesgo de la mujer).

37. Presencia de estresores psicosociales

Presencia de psicopatología:

38. Trastorno por ideas delirantes celotípicas.

39. Esquizofrenia paranoide.

40. Trastorno bipolar.

41. Abuso/dependencia de sustancias.

42. Depresión.

43. Ideación suicida/homicida.

44. Trastornos de personalidad:

44.1. T. Paranoide.

44.2. T. Narcisista.

44.3. T. Límite.

44.4. T. Antisocial.

44.5. T. Psicopático.

44.6. T. dependiente.

FACTORES DE RIESGO DE LA DENUNCIANTE

45. Grado de dependencia con el agresor (económica, social o emocional).

46. Actitudes que disculpan/justifican la conducta del denunciado.

47. Falta de apoyo social.

48. Situación de inmigración.

49. Pertenencia a minorías étnicas.

50. Embarazo.

51. Anteriores reconciliaciones y/o retirada de denuncias.

52. Discrepancias entre su percepción de riesgo y la valoración técnica

53. Discapacidad física/psíquica/sensorial.

54. Lesiones físicas graves.

55. Lesiones psíquicas graves.

 En rojo los factores que correlacionan con alta probabilidad de violencia física severa.

Fuente: “Guía de buenas prácticas para la evaluación psicológica forense del riesgo de violencia contra la mujer en las relaciones de pareja (VCMP)”. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo. colegiado Valencia.









jueves, 14 de junio de 2012

ACERCA DEL APEGO EN LOS AGRESORES DE PAREJA.

Los agresores de pareja en general, en comparacion con sujetos no violentos, muestran "Apego Inseguro", poca estabilidad emocional y gran ansiedad frente al rechazo o abandono por parte de la pareja (Babcock et al., 2000).

Este "Apego Inseguro" se relaciona con una mayor necesidad de dominio en las relaciones ´´intimas (Mauricio & Gormey, 2001) y con una especial vulnerabilidad a los sentiminetos de abandono (Mikulinger & Shaver, 2011).

NOTA: El articulo original recoge una investigacion de corte experimental, en la que los resultados obtenidos, sorprenden por alejarse de los presupuestos e hipotesis planteadas tanto en la propia investigacion como en mundo academico, respecto al apego, la empatia y la autoestima.
Bibliografia ampliada en el articulo original:

Lonaiz, I., Echeburua, E., (2012). "Estilos de Apego, Empatia y Autoestima en agresores de pareja". Terapia Psicologica. Vol. 30, Nº 2, Pp 61-70.

Fdo.
Ignacio Gonzalez.
Psicolegalyforense.

viernes, 8 de junio de 2012

DESCRIPCIÓN Y SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL (SAP)

Síndrome de Alienación Parental (SAP).

Definición.
" Proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos con el objeto de destruir los vínculos con el otro progenitor".

Definicíón de Gadner.
" Trastorno provocado por uno de los progenitores en el que el niño está obsesionado con denigrar injustificadamente o de manera exagerada al otro progenitor.

Síntomas asociados al SAP:

- Campaña de denigración en la cual el niño esta obsesionado con el odio hacia uno de los progenitores: Se covina aquí el "lavado de cerebro" que lleva a cabo el progenitor alienante con la propia contribución del hijo a la denigración del progenitor alienado.

- Racionalización de la conducta de manera débil, absurda o frívola: el SAP se caracteriza por que el menor justifica con argumentos absurdos su odio hacia el progenitor alienado. Se descarta en casos de abusos sexuales, físicos o emocionales.

- Falta de ambivalencia: los menores son incapaces de reconocer ningún aspecto positivo del progenitor alienado ni ningún aspecto negativo del alienante.

- El fenómeno del "pensador independiente". El niño hace suyos los sentimientos de odio hacia el progenitor alienado cuando en realidad, está imitando los del progenitor alienante.

- Apoyo automático al progenitor alienante: el niño que presenta SAP apoya automáticamente y sin reflexionar al progenitor alienante en casos de conflicto entre los padres.

- Falta de remordimientos por la crueldad hacia el progenitor alienado.

- Presencia de "situaciones" prestadas: el hijo describe situaciones que, por su naturaleza, son impropias de su edad y se intuyen que son obra de su progenitor alienante.

- Extensión de la animosidad hacia la familia del progenitor alienado.

Fdo.
Ignacio González Sarrió.
Psicólogo perito y Psicoterapeuta.
Valencia.