miércoles, 21 de diciembre de 2011

LA VALORACIÓN DE DAÑOS Y SECUELAS: Marco legal.

En España el punto de referencvia legal para ests evaluaciones lo constituye la "Ley 34/2003 de 4 de noviembre de modificación y adaptación a la normativa comunitaria de la legislación de seguros privados" que establece las secuelas que serán reconocidas por los tribunales.

Ignacio González Sarrió.
"psicolegalyforense".

lunes, 19 de diciembre de 2011

LOS CONCEPTOS JURÍDICOS DE IMPUTABILIDAD Y PELIGROSIDAD.

Imputabilidad: la capacidad de comprender la ilicitud de un acto antijurídico (factor cognoscitivo) y la capacidad de autodeterminarse acorde a dicha comprensión (factor volitivo). (Náquira, 2007).

Peligrosidad: estimación probabilística de que algo peligroso ocurra. Es el potencial de dañar. (Steadman, 1973).

Referencias bibliográficas:

Náquira, J., Aspectos psicológicos de la culpabilidad penal, curso de perfeccionamiento, Santiago, Academia Judicial de Chile, 2007.

Steadman, H.J., "Follow-up on Bastrom patiens returned to hospital for criminally insane", American Journal of Psychiatry, nº 130, págs. 317-319, 1973.

domingo, 18 de diciembre de 2011

SÍNDROME DISEJECUTIVO Y ALTERACIONES NEUROCONDUCTUALES.

LA DISFUNCIÓN EJECUTIVA COMO MODELO PARA ENTENDER LAS ALTERACIONES NEUROCONDUCTUALES.
Las funciones ejecutivas comprenden, la conducta intencionada (iniciación, secuenciación y monitorización), la toma de decisiones y la flexibilidad mental entre otras.
Muchos de los cambios postraumáticos en la conducta y en la personalidad pueden resumirse como discapacidades de la función ejecutiva 8(o síndrome disejecutivo).
Las funciones ejecutivas están compuestas por tres grandes dominios:
a)    Las funciones mentales superiores.
b)    El comportamiento social.
c)    El comportamiento motivado o dirigido a metas.
En el primer dominio,  las funciones mentales superiores, podemos encontrar:
-          La flexibilidad mental.
-          La resolución de problemas.
-          La adaptación al cambio.
Las afectaciones a este nivel suponen los mayores impedimentos para desempeñar una vida autónoma, adaptación social y vida familiar/laboral normal.
El segundo dominio, el comportamiento social considera:
-          La conciencia que se tiene del propio comportamiento. Identidad.
-          Las normas sociales.
-          El automonitoreo.
-          Autoregulación de la conducta.
En cuanto a la autoregulación de la conducta, se pueden distinguir los siguientes fenómenos:
-          Impulsividad. Falta de control de los impulsos: “excesos verbales, actos físicos, decisiones apresuradas, pobre juicio a causa de la incapacidad para tener en cuenta las consecuencias de una acción, respuestas exageradas ante estímulos ambientales irrelevantes”.
-          Irritabilidad. Modulación de la rabia.
-          Labilidad afectiva. Reacciones emocionales desproporcionadas.
-          Déficits de conciencia. El paciente no es consciente de los cambios producidos en su conducta tras el accidente, no así sus familiares, amigos y cuidadores.
El tercer y último dominio, el comportamiento motivado y dirigido a metas, incluye:
-          La capacidad de iniciación, secuenciación y conducta orientada al logro.
En este sentido, un síndrome disejecutivo puede ocasionar:
-          Apatía: bastante común después de una lesión cerebral postraumática.
Fuente: "Manual de neuropsicología forense: de la clínica a los tribunales". Adolfo Jarne y Álvaro Aliaga. Edit. Herder. 2010.



jueves, 15 de diciembre de 2011

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD Y LESIÓN CEREBRAL.

Criterios diagnósticos para los cambios de personalidad y comportamiento producto de una lesión cerebral. (CIE-10).


1.       Pérdida de la capacidad para mantener una actividad orientada hacia un fin.
2.       Alteraciones emocionales (irritabilidad, euforia, oscilaciones anímicas bruscas).
3.       Desinhibición de las necesidades y de los impulsos sin tomar en cuenta sus consecuencias o molestias sociales (incluye conductas antisociales).
4.       Trastornos cognoscitivos manifestados en suspicacia excesiva o ideación paranoide, y preocupación excesiva por un tema único.
5.       Una marcada alteración en el curso y flujo del lenguaje.
6.       Una alteración del comportamiento sexual (disminución de la sexualidad o cambio del objeto sexual).



Criterios diagnósticos para los cambios de enfermedad debidos a enfermedad médica (DSM-IV-TR).

A.      Alteración duradera de la personalidad que representa un cambio de las características previas del patrón de personalidad del sujeto (en los niños la alteración se expresa por una acusada desviación del desarrollo normal o por un cambio significativo en el patrón habitual de su comportamiento, que se mantiene como mínimo durante un año).
B.       Demostración a través de la historia, de la exploración física o de las pruebas de laboratorio, que la alteración es un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica.
C.      La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (incluyendo otros trastornos mentales debidos  enfermedad médica).
D.      La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirio y no cumple los criterios diagnósticos para la demencia.
E.       La alteración causa un malestar clínicamente significativo o deterioro laboral, social o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


Nota. El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales , en su versión DSM-IV-TR , avisa explícitamente de que sus criterios no deben de ser utilizados en contextos forenses.
Especificar el tipo:

Tipo lábil: la sintomatología predominante es la labilidad emocional.
Tipo desinhibido: el síntoma predominante es el descontrol de los impulsos (p.ej., desinhibición sexual).
Tipo agresivo. Síntoma predominante es el comportamiento agresivo.
Tipo apático. Síntoma predominante es la apatía o l indiferencia acusada.
Tipo paranoide. El síntoma predominante es la suspicacia o ideación paranoide.
Otros tipos. Este subtipo, se usa para un cambio de personalidad asociado a crisis comiciales
Tipo combinado. Se usa este si predomina más de un síntoma en le cuadro clínico. Tipo no especificado.


Nota: Incluir el nombre de la enfermedad médica en el eje I. codificar también la enfermedad médica en el eje III.

Ignacio González Sarrió.
"psicolegalyforense".

martes, 13 de diciembre de 2011

GRÁFICA Y DATOS GENERALES DE VISITAS AL BLOG psicolegalyforense.

Visión general.
  mayo de 2009 – diciembre de 2011
 En esta gráfica y en los datos abajo detallados, podeis conocer la evolución de las visitas al blog
 desde su inicio a finales de 2010 hasta la fecha.
Páginas vistas en el último mes
1.143
Páginas vistas (historial completo)
7.088
Ignacio González Sarrió.
Psicolegalyforense.

LAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS MÁS VISITADOS DEL BOLG Psicolergalyforense.

A continuación se detallan los artículos y comunicaciones más visitados por los usuarios del blog "psicolegalyforense".
Saludos cordiales,

Ignacio González Sarrió.
Psicolegalyforense.

SIMULACIÓN FRENTE A TRASTORNO FACTICIO.

SIMULACIÓN FRENTE A TRASTORNO FACTICIO.
La simulación es un trastorno caracterizado por la producción intencional y/o exagerada de síntomas físicos y/o psicológicos, motivada por un incentivo de ganancia externa, tal como evitar obligaciones militares o legales u obtener una compensación financiera. En la simulación, los incentivos son externos y el sujeto es consciente de la falsedad de sus síntomas.
En un trastorno facticio el sujeto aparenta los síntomas y adopta el rol de enfermo por una necesidad psicológica interna y en ausencia de un incentivo externo (American Psychiatric Association, 1994).
Cuanto más  busca el sujeto engañar a otros sobre su estado de salud, y más consciente y voluntaria es la producción o la exageración de síntomas, más probable es que se trate de una simulación.
Ahora bien, debe recordarse que la producción de rendimiento más patológicos o deficientes de lo que se podría esperar según el nivel de funcionamiento de la persona evaluada, puede producirse no solo por simulación, sino por fatiga, desinterés, ansiedad o cuadros depresivos. Es el fenómeno llamado sesgo de respuesta negativa (Franzen, M. e Iverson, G., 1998).

Referencias bibliográficas
American Psychiatric Association, Diagnostic and statistical manual of mental disorders, 4º ed., Washington, DC, 1994.
Franzen, M. e Iverson, G., <Detecting negative response bias and diagnosting malingering. The simulation exam>, en SNYDER, P.; NUSSBAUM, P. y cols., Clinical Neuropsychology. A pocket handbook for assessment, Washington, D.C., Aamerican Psychological Association, 1998.

Nota: Texto extraído integramente de “Manual de Neuropsicología Forense. De la clínica a los tribunales”. Adolfo Jarne y Álvaro Aliaga. Ed. Herder. 2010.

Ignacio González Sarrió.
"Psicolegalyforense".

sábado, 3 de diciembre de 2011

NEUROPSICOLOGÍA FORENSE: TEST POR DOMINIO COGNITIVO Y TIPO DE FUNCIÓN. Apuntes VI.

TEST POR DOMINIO COGNITIVO Y TIPO DE FUNCIÓN.

DOMINIO COGNITIVO
EJEMPLO DE TEST

FUNCIÓN DISTRIBUIDA

Atención y concentración
Span de dígitos, especialmente en sentido inverso.
Recitación de los meses del año o de la semana en sentido inverso.
Substracción serial de 7s.
Test de atención sostenida: (PASAT).
Test de Stroop, de inhibición de respuesta.
Test de cancelación de letras, que impliquen trabajar bajo presión del tiempo.
Subprueba de dígitos de WAIS-III.

Orientación
Preguntas en relación al día de la semana, fecha, mes, estación y año.
Preguntas relativas al lugar en donde se encuentra: edificio, piso, ciudad, provincia, país.
Memoria de Trabajo
Span de dígitos en sentido inverso.
Span visual inverso con el test de bloques de Corsi.
Subprueba de Secuencias de Letras-Números de WAIS-III.
Memoria Episódica Verbal
Test de Gröber-Buschke.
Subtest de memoria lógica de la escala de memoria de Wechler-III (WMS-III).
Test de aprendizaje verbal de California.
Memoria Episódica No-Verbal Visual
Test de reconocimiento de rostros de la batería Camdem Memory Test.
Reproducción de la figura compleja de Rey-Osterrieth.
Subtest de reproducción visual y de memoria figurativa de la escala de la memoria de Weschler.

Memoria semántica
The Piramids and Palm Trees Test.
Subtest Información, semejanzas y Vocabulario de la escala de inteligencia WESCLER para adultos-III (WAIS-III).
Test de fluencias categoriales (animales, frutas), el Boston Naming Test.
Funciones Ejecutivas
Frontal Assestment Battery.
Versión modificada de Test de clasificación de cartas de Wisconsin.
Test de fluencias verbales (categoriales y en base a letras).
Test de analogías y secuencias (subtest semejanzas y ordenación de láminas de WAIS-III y el test de matrices de RAVEN).
Test de Planificación (Torre de Londres).
Interpretación de proverbios.
Trail Maiking Test.
Secuencias Motoras (tres etapas de Luria).
Test de toma de decisiones (Iowa Gambling Test).


FUNCIONES LOCALIZADAS ASOCIADAS AL HEMISFERIO IZQUIERDO

El lenguaje
Evaluación del lenguaje espontáneo: Descripción de imágenes complejas.
Test de denominación de Boston.
Test de comprensión de comandos sintácticos: Token Token test.
Baterías para evaluar afasias: Boston Diagnostic Afasia Examination (BDAE).

La lectura
Lectura de textos.
Lectura de palabras simples y de no-palabras.
Identificación de letras.
La escritura
Escritura espontánea de frases.
Escritura de palabras y no-palabras.
Copia de palabras y letras.
El cálculo
Lectura y escritura de dígitos.
Operaciones artiméticas.
Las praxias
Praxias ideomotoras.


FUNCIONES LOCALIZADAS ASOCIADAS AL HEMISFERIO NO- DOMINANTE

Procesamiento de caras
Nominación y descripción de fotografías de personas famosas y familiares.
Pareamiento de fotografías que contienen la misma cara.
Identificación de expresiones emocionales de caras.
Habilidades visuoconstructivas complejas
Copia de figuras tridimensionales –como un cubo- o l superposición de pentágonos del Mini Mental State Examination.
Test de dibujo de un reloj.
Copia de la figura compleja de Rey-Osterrieth.
Subtest de cubos de la WAIS-III.
Habilidades visuoperceptivas complejas
Test de toma de perspectivas inusuales.
Test en los cuales se deben identificar dibujos delineados sobrepuestos.
Visual Object Perception Battery (VOSP).


Fuente:  “Manual de Neuropsicología forense: De la clínica a los tribunales”. Adolfo Jarne y Álvaro Aliaga. Editorial Herder. 2010.


Ignacio González Sarrió.
“Psicolegalyforense”.