jueves, 14 de julio de 2011

LAS PUBLICACIONES MÁS VISITADAS DEL BLOG "Psicolegaly forense".

Estimado lectores, compañeros y visitantes al blog "psicolegalyforense".

Os presento un listado de las publicaciones más visitas del blog desde su creación hasta la fecha de hoy.
15/02/2011. 
267 Páginas vistas.


19/12/2010. 
93 Páginas vistas

04/02/201. 
53 Páginas vistas

19/01/2011. 
50 Páginas vistas

13/01/2011. 
48 Páginas vistas

04/04/2011. 
47 Páginas vistas

22/05/2011.
42 Páginas vistas

02/01/2011. 
33 Páginas vistas

05/02/2011.
 30 Páginas vistas

25/01/2011. 
27 Páginas vistas


Saludos cordiales,
Ignacio González Sarrió.
"psicolegalyforense".
grupopsico@cop.es

miércoles, 13 de julio de 2011

Aspectos a identificar, medir o valorar en la Investigación Pericial Sobre Guardia y Custodia de Menores.

Aspectos a identificar, medir o valorar en la investigación pericial.

·         Encuadre de la intervención y solicitud del consentimiento informado.
·         Calidad de la relación con los hijos.
·         Valoración de las habilidades parentales.
·         Actitudes y motivación hacia la parentalidad.
·         Congruencia de los proyectos y expectativas de vida de los padres hacia el desarrollo de los niños.
·         Sensibilidad hacia las necesidades de los menores.
·         Actitud que facilite los contactos y visitas de los hijos con el otro progenitor.
·         Valoración por cada progenitor de los aspectos positivos del otro padre ante los hijos.
·         Continuidad de los aspectos positivos de la vida del niño anteriores a la separación.
·         Estilos educativos de los progenitores.
·         Valoración de la adaptación del menor a los diferentes contextos.
·         Dimensiones de la personalidad de los padres directamente relacionadas con el cuidado de los hijos, nivel de adaptación, estabilidad emocional.
·         Valoración de la adaptación de los hijos y de las posibles dificultades que hayan tenido ante la nueva situación familiar, y el modo en el que cada progenitor interviene para  su superación.
·         Disponibilidad de tiempo y de recursos personales, familiares y sociales para el desempeño parental.
·         Otras características de los progenitores como salud física, nivel de autonomía, lugar de residencia, expectativas y proyectos vitales, etc.
·         Nivel de adaptación emocional, cognitiva y conductual de los hijos con cada uno de los padres.
·         Disposición o receptividad de los hijos hacia cada uno de los padres así como su percepción de ellos, del conflicto y de los proyectos de organización de la vida familiar.
 Fuente: Guía de Buenas Prácticas para la elaboración de Inforems psicológicos Periciales sobre Custodia y Régimen de Visistas de Menores. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.
Fdo. Ignacio González Sarrió.
Psicólogo.
"Psicolegalyforense".
grupopsico@cop.es

 

sábado, 9 de julio de 2011

LA ANSIEDAD: "El miedo al miedo o la lucha contra los propios fantasmas y demonios".

"El miedo al miedo o de la lucha contra los propios fantasmas y demonios".

de Ignacio González sarrió el sábado, 09 de julio de 2011 a las 14:59.
La ansiedad es el "miedo al miedo". Está frase le resultará muy familiar a todas aquellas personas que la hayan sufrido alguna vez o que la estén sufriendo en estos momentos. Miedo al miedo o miedo a uno mismo en su relación con los demás, temor a la reacción de la gente, pavor a la excisión de uno mismo, a la desintegración de la personalidad, a la pérdida, al dolor, al daño y sus consecuencias.

La ansiedad aparece un día y lo hace para siempre, se instala y gobierna tu vida, basa su poder en su capacidad intrusiva e invasiva (-en su cortejo sintomático de caracter psicofisiológico-) y en la lucha de su huesped por mantenerla alejada. Es cierto, cuanto más lucha la persona por apartarla de su vida, más poder acumula, más fuerte se hace, más presencia tiene, por el contrario, "el hechizo se rompe" en el momento en que se decide asumirla como propia e integrada en el YO, al dejar de luchar y al dar a conocer a todo el mundo que se sufre de ansiedad.

Tengo ansiedad!, disculpa pero no te puedo contestar como quisiera porque estoy teniendo un momento de angustia!, etc.

Ventilar las emociones, -hacerlas participes, compartirlas, no negarlas, no avergonzarse, no tratar de esconderlas, de ocultarlas-, crea y genera un estado que invierte el mecanismo que retroalimenta el proceso de la ansiedad.

Gritar al mundo: "tengo ansiedad"!,  la anula, la elimina, pués su fuente de poder y de energía reside precisamente en el intento infructuoso del individuo por minimizarla y rechazarla (-tratando de dar una imagen al exterior que difiere del estado real del individuo-).

Lo peor que se puede hacer en estos casos, es avergonazarse de uno mismo por tener reacciones de este tipo, algo muy frecuente, ya que muchas personas que la padecen, tienden a evaluarse y a enjuiciarse my duramente, del tipo,"he quedado como un idiota", "menuda impresión debo haber dado", "que habrán pensado de mí", "soy un estúpido"...

Esos pensamientos, tantos los de antes (anticipatorios), como los de después (post-factum), son los que utiliza el trastorno (la ansiedad) para dominar, manipular y poseer a su huesped.

De modo que la solución pasa por reconocerla y aceptarla, saber que forma parte de uno mismo y así darla a conocer al mundo, siendo conscientes que su naturaleza potencialmente dañina, reside en uno mismo, pues no es más que la poyección aumentada de los propios temores, demonios y fantasmas universales que residen en el alma humana.

Natxo.



martes, 5 de julio de 2011

LOS SUJETOS DEL MOBBING: LA VÍCTIMA, EL ACOSADOR, LOS TESTIGOS.

LOS SUJETOS DEL MOBBING: LA VÍCTIMA, EL ACOSADOR, LOS TESTIGOS.

PERFILES:
Uno: La Víctima.
Son personas con elevada ética, honradez y rectitud, así como con un alto sentido de la justicia.
Personas autónomas, independientes y con iniciativa.
Personas populares, líderes informales elegidos entre sus compañeros o con carisma para poder liderar grupos.
Personas con un alto sentido cooperativo y del trabajo en equipo.
Alta capacidad empática, sensibilidad y comprensión del sufrimiento ajeno.
Con situaciones personales y familiares altamente satisfactorias.
Dos: El acosador.
El Dr. González de Rivera. Identifica al acosador como M.I.A. (Mediocre Inoperante Activo), se trata de una personalidad realmente maligna, con tendencias destructivas e invasivas.
El sujeto afecto de MIA desarrolla una gran actividad inoperante.
Posee un gran deseo de notoriedad y de control e influencia sobre los demás.
Tiende a infiltrarse en organizaciones complejas, especialmente por aquellas que ya están afectadas por formas menores de este síndrome.
El M.I.A. (acosador) si tiene un puesto burocrático, tiende a generar grandes cantidades de trabajo innecesario que activamente impone en los demás.
Se trata de una personalidad: “maligna, con tendencias destructivas, es envidioso, manipulador, mediocre con gran deseo de notoriedad, es un trepas, envidia los logros de los demás que ansía para sí mismo pero que es incapaz de alcanzar, es un incompetente que se aprovecha de las altas capacidades ajenas para otorgarse méritos”.
Tres: Los Testigos.
Los testigos cómplices o los testigos mudos.
-          La violencia se ejerce gracias al silencio de los que lo observan y lo consienten.
-          Los testigos que callan son testigos cómplices.
-          Sin su colaboración la violencia laboral no podría llevarse a cabo.
Dentro de los testigos cómplices o testigos mudos, podemos encontrar varios subgrupos:
1º. Subgrupo uno: Persona o personas de confianza del hostigador.
En ocasiones el hostigador no ejecuta el Plan tendencioso, sino que lo deja en  manos de personas de su confianza.
Estas personas carecerán de escrúpulos a la hora de ejecutar el Plan, porque disfrutan con el mal ajeno.
2º. Subgrupo dos: Colaboradores o propagadores.
Aquellos que difunden los rumores malintencionados del hostigador en contra de la víctima.
Actúan como dobles agentes de espionaje. Llevando y trayendo información. La víctima debe esquivarlos o si puede utilizarlos en su propio provecho.

3º. Subgrupo tres: Los colaboradores que callan. Los testigos mudos.
No dicen nada, saben de la injusticia que se está cometiendo contra el compañero de trabajo pero se mantienen al margen, permitiendo que la víctima se quede aislada y de esta forma apoyan al hostigador y a su ejercicio de violencia, lo que les hace complices.
Entre los motivos de esta actitud de los testigos mudos encontramos:
-          Porque esperan un premio o recompensa.
-          Porque ya están vendidos al hostigador por favores pasados.
-          Porque quieren mantener su estatus.
-          Por la creencia de que es mejor estar al lado del más fuerte y del que va a resultar vencedor.
-          Por miedo.
 Ignacio González Sarrió.
"psicolegalyforense"

Técnicas de acoso laboral. Técnicas de mobbing.

Técnicas de acoso laboral. Técnicas de mobbing.

Primer grupo:
Técnicas destinadas al aislamiento social de la víctima.
-          Se restringe a los compañeros la posibilidad de hablar con él.
-          No se le dirige la palabra.
-          Se le trata como si no existiera.
-          Se le asigna un puesto de trabajo distinto al del resto de los compañeros.

Segundo grupo:
Técnicas de ataque a su vida personal.
-          Se maldice o se calumnia a la víctima.
-          Se hacen correr cotilleos y rumores gestados por el hostigador.
-          Se ridiculiza a la víctima en público.
-          Se le atribuye a la víctima una  enfermedad mental.
-          Se imitan sus gestos, su postura, su voz con el fin de ridiculizarlo.

Tercer grupo:
Técnicas de ataque para desacreditar su vida profesional.
-          Se le priva de cualquier ocupación y se vela para que no pueda encontrar otra por sí misma.
-          Se le asignan tareas totalmente inútiles o absurdas.
-          Se le asignan tareas muy inferiores a su capacidad o competencia profesional.
-          Se le asignan sin cesar tareas nuevas.
-          Se le obliga a ejecutar tareas humillantes.
-          Se le asignan tareas que requieren de una capacidad superior a sus competencias profesionales.
-          Se proporciona información confusa o contradictoria, se le dan instrucciones erróneas y cambiantes.
-          Se invalida por sistema todo su trabajo, todo lo que haga estará mal.
-          Se desacreditará su rendimiento, ocultándose sus logros y sus éxitos y por el contrario se van a exagerar y difundir fuera de contexto todos su fallos, tanto los reales como los aparentes.

Cuarto grupo:
Agresiones físicas y verbales.
-          Se le grita y se le critica en público.
-          Se le obliga a realizar trabajos que son peligrosos o especialmente nocivos para la salud.
-          Se le amenaza verbal y físicamente.
-          Se agrede incluso físicamente a la víctima pero sin gravedad a título de advertencia.
-          Se agrede también sexualmente a la víctima.
Todas estas técnicas de acoso se van a practicar de una forma sutil, de hecho estos episodios de forma aislada podrían resultar incluso anodinos, el problema es que se repiten en un periodo de tiempo prolongado que produce la desestabilización emocional de la víctima.

Ignacio González Sarrió.
"psicolegalyforense"